¿Podemos evitar que un niño se convierta en psicópata?

La respuesta es afirmativa y el secreto está en la educación

Encontrado en highlandvalley.tumblr.com

Encontrado en highlandvalley.tumblr.com

Según un estudio de la Universidad de Tulane (EE.UU) una educación empática y sensible—sobre todo cuando un niño pasa por épocas muy estresantes—evitará que ese niño desarrolle una personalidad fría, sin sentimientos de culpa y distanciada de las emociones ajenas.

El estudio (publicado en la revista científica Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry), es el primero en demostrar que “la educación puede ayudar a que los niños desarrollen comportamientos psicópatas”.

Realizado con niños de 12 años que, de pequeños, habían sido abandonados en orfanatos de Bucarest (Rumanía), el estudio comparó sus comportamientos con los de niños no institucionalizados ni huérfanos. Conclusión: los que habían crecido en orfanatos tenían niveles de más altos de comportamientos psicópatas que los que jamás habían estado institucionalizados. Incluso los que habían crecido en hogares de acogida eran menos fríos y carentes de empatía que los que se criaron solo en orfanatos.

Los investigadores comprobaron también que cuanto más sensibles se mostraban los cuidadores al estrés y los problemas emocionales de los niños, más empáticos acababan siendo esos niños al llegar a la adolescencia.

La autora principal del trabajo, profesora Kathryn Humphreys, declara: “Si podemos intervenir en el desarrollo de la empatía en los niños, no solamente les ayudamos a ellos, sino que ayudamos a formar una sociedad mejor”.