CROQUETAS DE JAMÓN IBÉRICO. RECETA DE MARTÍN BERASATEGUI

By | 2019-10-10T23:21:34+00:00 septiembre 13th, 2019|Categories: Cocina Frial, Martín Berasategui, Tendencias gastronómicas|Tags: , , |0 Comments

¿A quién no le gustan unas buenas croquetas? ¿Y si son unas croquetas de Martín Berasategui? Nuestro asesor gastronómico ha compartido con nosotros una de sus recetas mejor guardadas, la de sus croquetas de Jamón Ibérico. A nosotros nos chifla, sobre todo porque están hechas con Jamón Ibérico Sánchez Montero.

¿Tú también quieres saber cómo se preparan? No pierdas detalle de este paso a paso, sabemos que te van a encantar tanto como a nosotros. ¡Que aproveche!

Ingredientes

  • 3 l de leche
  • 80 g de mantequilla
  • 80 ml de aceite de oliva
  • 100 g de cebolleta picada
  • 225 g de harina
  • 2 huevos cocidos picados
  • 300 g de jamón ibérico

Elaboración

Empezamos echando en una cazuela una cucharada sopera de agua y toda la leche. Se reduce a fuego muy muy suave, hirviendo despacio, hasta que de los tres litros de leche queden en dos. Cuando lo tengamos, reservamos.

Después, se funde la mantequilla con el aceite en una cazuela y añadimos la cebolleta. Sofreímos hasta que esté tierna (unos 10 minutos, más o menos). Incorporamos la harina y lo mezclamos todo bien. A continuación, cocemos cinco minutos a fuego medio (sin que coja color). 

Lo dejamos enfriar durante más de 30 minutos y le incorporamos la leche caliente. Ten en cuenta que si se enfrió, debemos volver a calentar. Es muy importante hacerlo fuera del fuego, añadiendo la leche caliente poco a poco y mezclándolo sin parar con unas varillas o con una cuchara de madera para evitar que se formen grumos. Luego dejamos cocer la bechamel unos 12 minutos.

Lo retiramos del fuego, añadimos el huevo y el Jamón Ibérico Sánchez Montero. Debemos integrarlos muy bien. Y después, rectificarlo de sal. 

Una vez que tenemos la masa de nuestras croquetas, la volcamos en una bandeja forrada con papel sulfurizado y untada con un poco de aceite. Cubrimos la mezcla a pelo con papel film para que la superficie no haga costra. La dejamos enfriar y la refrigeramos durante más de 12 horas.

Cuando haya pasado este tiempo, empezamos a bolear las croquetas untándonos las manos con un poco de aceite. Si es posible, dejamos enfriar las bolas en la nevera otras tres horas antes de empanarlas, pasándolas por harina, huevo batido y pan rallado. 

Por último, para conseguir un resultado perfecto, debemos freírlas en abundante aceite de oliva bien caliente. Y… ¡a disfrutarlas!

Fuente: https://www.xlsemanal.com/estilo/recetas/20170914/receta-martin-berasategui-croquetas-jamon.html

Leave A Comment